Nueva marco regulatorio de venta a distancia de medicamentos veterinarios

El Real Decreto 544/2016, de 25 de noviembre, por el que se regula la venta a distancia al público de medicamentos veterinarios no sujetos a prescripción veterinaria, ha sido publicado en el Boletín Oficial del Estado nº 300, con fecha de 13 de diciembre de 2016.

Los medicamentos veterinarios están sometidos a una estricta regulación con el objetivo de garantizar su calidad, seguridad y eficacia.

A través de este real decreto se realiza el correspondiente desarrollo reglamentario del texto refundido de la Ley de garantías y uso racional de los medicamentos y productos sanitarios, en lo relativo a la venta a distancia de medicamentos veterinarios de manera que esta se realice con las necesarias garantías sanitarias.

En consecuencia, el mencionado real decreto tiene por objeto regular la venta legal al público, realizada a distancia, dentro del territorio aduanero de la Unión Europea, de medicamentos veterinarios de lícito comercio en España, elaborados industrialmente, no sujetos a prescripción veterinaria, por correspondencia y por procedimientos electrónicos por parte de oficinas de farmacia y establecimientos comerciales detallistas de medicamentos veterinarios.

Así, únicamente podrán llevar a cabo la venta a distancia al público de medicamentos veterinarios no sujetos a prescripción las oficinas de farmacia y los establecimientos comerciales detallistas de medicamentos veterinarios, abiertos al público y legalmente autorizados.

Por otra parte, y de acuerdo con el artículo 1.2, no quedarán sometidos al reciente real decreto los medicamentos de uso humano.

El real Decreto 544/2016, prohíbe la venta a distancia de los siguientes productos:

a) Las fórmulas magistrales.

b) Los preparados oficinales.

c) Las autovacunas de uso veterinario.

d) Los medicamentos veterinarios que no hayan sido autorizados de acuerdo con la normativa aplicable.

e) Los medicamentos veterinarios sujetos a prescripción veterinaria.

f) Los medicamentos veterinarios que no se encuentren autorizados por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios e inscritos en el Registro de Medicamentos Veterinarios.

Para poder comercializar dichos medicamentos, el artículo 9 establece los requisitos aplicables a los sitios web de las oficinas de farmacia y establecimientos comerciales detallistas.

Fuente :

Boletín Oficial del Estado nº 300, de 13 de diciembre de 2016