Protocolo de 2014 relativo al Convenio sobre el trabajo forzoso de 1930

El 21 de diciembre de 2017 se publicó el Instrumento de ratificación del Protocolo de 2014 relativo al Convenio sobre el trabajo forzoso, 1930, hecho en Ginebra el 11 de junio de 2014 en el Boletín Oficial del Estado.

El Protocolo de 2014 relativo al Convenio sobre el trabajo forzoso de 1930 entrará en vigor para España el 20 de septiembre de 2018.

España, como el resto de países que han ratificado este protocolo, deberá formular una política y un plan de acción nacionales a fin de lograr la supresión efectiva y sostenida del trabajo forzoso u obligatorio. Estos instrumentos se elaborarán después de consultar con las organizaciones de empleadores y de trabajadores y podrán prever la adopción de medidas por parte de las autoridades competentes en coordinación con tales organizaciones, así como con otros grupos de interesados.

En concreto, las medidas que se han de adoptar para prevenir el trabajo forzoso u obligatorio deberán incluir:

  1. Educación e información destinadas en especial a las personas consideradas particularmente vulnerables, a fin de evitar que sean víctimas de trabajo forzoso u  obligatorio;
  2. Educación e información destinadas a los empleadores, a fin de evitar que resulten involucrados en prácticas de trabajo forzoso u obligatorio;
  3. Esfuerzos para garantizar que:
    1. El ámbito de la legislación relativa a la prevención del trabajo forzoso u obligatorio  y el control de su cumplimiento, incluida la legislación laboral si procede, abarquen a todos los trabajadores y a todos los sectores de la economía.
    2. Se fortalezcan los servicios de inspección del trabajo y otros servicios responsables de la aplicación de esta legislación;
  4. La protección de las personas, en particular los trabajadores migrantes, contra posibles prácticas abusivas y fraudulentas en el proceso de contratación y colocación;
  5. Apoyo a los sectores público y privado para que actúen con la debida diligencia a  fin de prevenir el trabajo forzoso u obligatorio y de responder a los riesgos que conlleva;
  6. Acciones para abordar las causas generadoras y los factores que aumentan el riesgo de trabajo forzoso u obligatorio.

Así, España deberá adoptar medidas eficaces para identificar, liberar y proteger a todas las víctimas de trabajo forzoso u obligatorio y para permitir su recuperación y readaptación, así como para proporcionarles otras formas de asistencia y apoyo.

Sources:

Boletín Oficial del Estado, núm. 309 de 21 de diciembre de 2017