UE: La Comisión publica el nuevo Reglamento relativo a la exportación e importación de ciertos productos químicos peligrosos

La Comisión Europea ha publicado nuevo Reglamento que prohíbe la comercialización de determinadas sustancias usadas como plaguicidas, y que a su vez modifica los Reglamentos que rigen la importación y exportación de productos químicos peligrosos.

La Comisión Europea ha publicado un Reglamento que prohíbe una serie de sustancias diferentes para su uso como plaguicidas en la Unión Europea, que modifica los Reglamentos que rigen la importación y exportación de productos químicos peligrosos.

 

El Reglamento (UE) nº 649/2012 del Parlamento Europeo y del Consejo relativo a la exportación e importación de productos químicos peligrosos es el principal reglamento de la UE que regula la comercialización de productos químicos, a su vez, implementa el Convenio de Rotterdam sobre el procedimiento de consentimiento fundamentado previo para ciertos productos químicos peligrosos y pesticidas en el comercio internacional.

Todos los productos químicos importados o exportados, deben ser evaluados con el objetivo de determinar su grado de peligro y riesgos de exposición. En caso que se consideren inaceptables, la sustancia quedará completamente prohibida en completo o si no, estará prohíbida para ciertas aplicaciones. El Reglamento Delegado (UE) 2019/330 de la Comisión, de 11 de diciembre de 2018, por el que se modifican los Anexos I y V del Reglamento (UE) nº 649/2012 del Parlamento Europeo y del Consejo relativo a la exportación e importación de productos químicos peligrosos, proporciona una actualización de varias sustancias y sus aplicaciones.

El Reglamento hace referencia a un gran número de sustancias autorizadas anteriormente para el uso como pesticidas y que ahora quedan revocadas. Estos cambios ponen en práctica las decisiones tomadas en el último Convenio de Estocolmo sobre contaminantes orgánicos persistentes, del que la UE es signataria.

Tanto el Convenio como las regulaciones de modificación posteriores aplicadas en la UE tienen como objetivo limitar los riesgos ambientales que plantean los productos químicos peligrosos a medida que se dispone de más información y datos.

El Reglamento Delegado se publicó en el Diario Oficial de la Unión Europea y afecta la importación y exportación de ciertas sustancias peligrosas, aunque se aplicará a partir del 1 de mayo de 2019.