Aprobación del Plan Andaluz de Acción por el Clima

El Decreto 234/2021, de 13 de octubre, de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, publicado en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía, dispone la aprobación del Plan Andaluz de Acción por el Clima, cuyas previsiones se desarrollarán en el periodo comprendido entre los años 2021 y 2030. 

El presente Decreto entrará en vigor a los 20 días de su publicación en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía, el 12 de noviembre de 2021. 

La Ley 8/2018, de 8 de octubre, de medidas frente al cambio climático y para la transición hacia un nuevo modelo energético en Andalucía, en su artículo 8.1, fue la que inspiró la elaboración del presente Plan, que debía constituir el instrumento general de planificación en materia de cambio climático en Andalucía. 

 

Los principales objetivos del presente Plan Andaluz de Acción por el Clima son:

1.                 Reducción de las emisiones de efecto invernadero difusas de Andalucía un 39% en el año 2030 con respecto al año 2005. Por su parte, los objetivos de reducción por área estratégica (transporte y movilidad, industria, edificación y vivienda, comercio y turismo, residuos, energía y agricultura, ganadería y pesca) pueden ser consultados en la Tabla 10.

2.                 Reducir el consumo tendencial de energía primaria en el año 2030, como mínimo el 39,5%, excluyendo los usos no energéticos. De igual forma, se pretende aportar, a partir de fuentes de energía renovable, al menos un 42% del consumo de energía final bruta en 2030.

3.                 Reducción del nivel de riesgo del área estratégica de recursos hídricos y de prevención de inundaciones.

4.                 Desarrollar los programas de mitigación y adaptación para cumplir los objetivos de reducción y minimizar los impactos del cambio climático, favoreciendo los cambios de conducta de la sociedad necesarios.

Las principales líneas estrategias de actuación para el cumplimiento de los objetivos anteriormente señalados, son las siguientes:

1.                 Mitigación de emisiones de gases de efecto invernadero:

·        Industria: promover la gestión eficiente de los recursos con la economía circular, promover el uso de materiales con menor huella de carbono, fomentar la captura del carbono en los diferentes procesos, reducir las emisiones de gases fluorados y mejorar los dispositivos de combustión.

·        Agricultura: reducir las emisiones de la fertilización, minimizar las emisiones de la gestión del estiércol, impulsar la bioeconomía, aumentar la cantidad de carbono orgánico en los suelos agrícolas y mejorar la actividad biológica del suelo.

·        Edificación y vivienda: promover el uso de la electricidad y de combustibles menos contaminantes para la calefacción y refrigeración.

·        Residuos: establecer un plan para reducir y reciclar residuos, reducir las emisiones de los vertederos debido a la descomposición orgánica y fomentar la aplicación de los principios de la economía circular en la gestión de los residuos.

·        Transporte: establecimiento de zonas de acceso limitado a los vehículos más contaminantes y promover la electrificación del parque móvil.

2.                 Incrementar y mantener la participación de las energías renovables:

·        Energía: impulsar la generación de energía eléctrica con renovables, diseñar un plan de renovación tecnológica y potenciar la producción de biocombustibles.

·        Industria: promocionar la contratación de energías renovables y su uso para usos térmicos, fomentar el autoconsumo con fuentes renovables y cogeneración y potenciar la electrificación del calor industrial de baja temperatura con bombas de calor o calderas eléctricas.

·        Agricultura: fomentar el uso de las energías renovables en el sector primario, así como del autoconsumo.

·        Residuos: potenciar la revalorización de los residuos agrícolas como biomasa para la producción de electricidad y/o calor.

·        Transporte: reducir el consumo de hidrocarburos mediante el fomento de combustibles neutros en carbono y desarrollar infraestructuras de recarga de combustibles alternativos.

3.                 Mejora del ahorro y la eficiencia energética:

·        Energía: promover la cogeneración de alta eficiencia y favorecer la transición de cogeneraciones existentes hacia la alta eficiencia, así como mejorar la eficiencia energética en la oferta y demanda de energía.

·        Industria: mejorar la eficiencia energética de los procesos industriales para reducir el consumo de energía final, así como automatizar y digitalizar procesos.

·        Agricultura: mejorar la eficiencia energética mediante la implantación de sistemas de riego y la maquinaria agrícola.

·        Transporte: reducir el consumo energético mediante el cambio modal del transporte de mercancías hacia modos de transporte más eficientes, fomentar soluciones tecnológicas que reduzcan la necesidad de movilidad y mejorar la eficiencia energética de los distintos medios de transporte.

4.                 Adaptación al cambio climático:

·        Empresa: fomento del desarrollo de materiales y variedades resilientes al cambio climático, adaptación de los ciclos productivos y promover la adaptación de los riesgos ante el cambio climático en el ámbito empresarial.

5.                 Comunicación y participación: mejorar la información a la sociedad sobre el problema del cambio climático, sensibilizar sobre la problemática y fomentar la modificación de los hábitos de la sociedad andaluza, fomentar la educación sobre la sostenibilidad y articular la participación pública en la adopción normativa y estrategia en materias de cambio climático, así como en su seguimiento.

 

Fuente: Decreto 234/2021, de 13 de octubre, por el que se aprueba el Plan Andaluz de Acción por el Clima. BOJA extraordinario núm. 87. 23 de octubre de 2021. 

 

 

Iván Rabal Muñoz

EHS Legal Expert